Reflexiones

** Lo que Das, es lo que vas a Recibir.-




Una mañana de culto, un orador invitado y su hijo llegaron a una pequeña iglesia. Después de la oración final, el predicador salió a despedir a la gente mientras esta se iba a casa.

Cuando hubo terminado, el predicador recordó que no se había recogido ninguna ofrenda. Buscando en el bolsillo, sacó una moneda de diez centavos y lo depositó en el cepillo junto a la puerta de entrada.

Fuera, puso a su hijo sobre el lomo del caballo. Ya estaba a punto de montar cuando el tesorero de la iglesia lo detuvo.




—Pastor, queremos agradecerle que hoy haya venido a darnos un mensaje. Es costumbre de nuestra iglesia que entreguemos al orador todas las ofrendas que se hayan recogido en el cepillo después del culto.

Y con esto, el tesorero le entregó una moneda de diez centavos.

El hijo del hombre miró a su papá y le dijo:

—Papá, si hubieses dado más, te habrían dado más, ¿verdad?




Lo que ponemos en la vida es mucho más de lo que recibimos de ella. Si somos amables, tendremos amigos. Si estudiamos tendremos mejores notas. Si participamos en actividades de la iglesia y de la escuela, sentiremos más que somos parte del grupo. Si buscamos a Dios, lo encontraremos.

Si Dios te pide dar, no le digas no. Cuando Dios te pide es que te quiere Dar. A Dios nunca se le gana cuando se trata de DAR!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

Enjoy this blog? Please spread the word :)