Familia

** CARTA A MI MADRE QUE YA NO ESTÁ….-




 

Sé, madre mía donde estás, allá, tan alto,
en donde nadie puede incomodarte,
en donde nadie te hace daño.
Allá tan alto, tan alto donde está sólo lo bello,
donde está la luna, el sol y las estrellas,
allá donde está… el mismo Dios.

Pero dime, madre mía… ¿qué haces?

Porque tú, quieta, nunca pudiste estar,
¿Acaso bailas algún vals
con algún ángel galán?
o tal vez limpias las estrellas
o ayudas a pintar los colores del arco iris.




Y dime, ¿ya sabes cómo está creciendo tu familia?
Pero qué pregunto…! si tú lo sabes siempre todo,
me conoces, sabes cómo pienso, lo que siento.

Por eso madre…
ven e inclina tu oído
quisiera decirte algo,

Perdóname…

Sí, quisiera pedirte perdón,
perdón, por no abrazarte lo suficiente
cuando te tuve cerca.
Perdón por no decirte que te amaba
cuando te acongojabas.
Perdón por no limpiar tus lágrimas
cuando por mí llorabas.




Y…
Perdón por mi egoísmo, madre mía,
porque aún sabiendo que estás con Dios,
quisiera que estés conmigo.

Te ama por siempre,

Tu hija

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

Enjoy this blog? Please spread the word :)